domingo, 26 de mayo de 2013

Ex militar de EE.UU. reconoce que avistó a dos ovnis y dos extraterrestres en Canadá




Un militar retirado estadounidense reveló los detalles de su encuentro con los 
extraterrestres, que tuvo lugar en la década de 1950, pero que permanecía en 
secreto hasta ahora.

El teniente coronel de la Fuerza Aérea, Richard French, era por aquel entonces
 uno de los investigadores principales del llamado 'Proyecto Libro Azul' y su 
trabajo consistía en desmentir falsos informes sobre ovnis, así que no podía ni 
imaginar que un día acabaría viendo a dos extraterrestres realizando reparaciones
 en su nave. 

 Lo primero que vi fueron los ovnis, y era evidente para mí que estaban haciendo
 algo con la nave”



Un día los superiores del militar recibieron un informe sobre dos ovnis,
 avistados por muchos residentes de la ciudad canadiense de San Juan de 
Terranova, y ordenaron que French investigara el caso. 

Al llegar al lugar de los hechos, el teniente coronel vio a una multitud de
 personas, incluyendo varios policías locales, mirando con asombro en el agua. 

French recuerda que el agua estaba muy clara y pudo ver a unos 20 metros de la 
costa dos naves circulares, cada una de unos 5,5 metros de diámetro y casi un
 metro de espesor, flotando debajo de la superficie del agua. Además vio a dos 
seres junto a las naves. 

"Lo primero que vi fueron los ovnis, y era evidente para mí que estaban haciendo 
algo con la nave”, contó el ex militar al diario 'Huffington Post', aunque 
reconoció que no pudo ver claramente los detalles. 

La parte superior de la cabeza era mucho más amplia que la línea de la mandíbula,
 los ojos eran muy inclinados y no se podían ver pupilas en ellos"



Los dos seres en cuestión "eran de unos 2 o 3 pies de altura 
[de 0,6 a 0,9 metros], de color gris claro, muy delgados, brazos 
largos, con dos o tres dedos”, indicó French. 
“La parte superior de la cabeza era mucho más amplia que la línea 
de la mandíbula, los ojos eran muy inclinados y no se podían ver 
pupilas en ellos", continuó el militar precisando que se parecían 
a los extraterrestres de las películas. 

Después, contó French, una de las naves subió a la 
superficie y se
 marchó. Unos 20 minutos después volvió para luego
 desaparecer otra vez, junto con el otro ovni. 

Irónicamente, el trabajo de French en aquella época era 
el de refutar las historias sobre ovnis, por lo que presentó 
un informe ficticio, en el que consideraba a las naves como algo 
desconocido, “algún tipo de vehículo extranjero o irreconocible”. 

"Oh, creo que sin duda se trataba de un ovni y creo que había 
extraterrestres a bordo", confiesa French ahora. "No hay duda en mi
mente de que eran exactamente lo que eran, y mi deber fue desacreditar 
la historia, así que hice todo lo posible para hacerlo".